RRSS

Twitter Facebook YouTube Scribd Wattpad Binibook Instagram

viernes, 1 de noviembre de 2013

CHL02. Nemira, Éride, Novum y Entrelíneas

¡Hola de nuevo Guardianes!

Semana nueva, mes nuevo, y parte nueva de esta andadura por el camino de la publicación.

Después del primer fiasco (aunque bastante previsible), me preparé un poco más. Durante el segundo año del blog en el aire revisé la novela, redacté una carta de presentación y una propuesta editorial. Aún no sabía mucho de editoriales y de cuántas podía haber, así que la siguiente tanda con las que me puse en contacto fueron editoriales con las que me topé por casualidad. Éstas fueron Editorial Nemira, Éride Ediciones, Novum y Entrelíneas Editores.

Nemira no tardó mucho en contestar. Creo que unos días. Me enviaron una nota informativa con las dos opciones que me daban para publicar mi libro: edición tradicional e iEdición Nemira. La diferencia entre una y otra era que en la segunda yo no tendría que pagar por ejemplares impresos. Es decir, que la primera era una co-edición normal y corriente, y la segunda, aunque también era una co-edición, la impresión de los libros sería bajo demanda, por lo que el precio a pagar por mi parte se reducía muchísimo. Aunque la segunda opción era asequible, mi bolsillo no tenía crédito, por lo que tuve que descartarla.

Éride Ediciones me envió un presupuesto de edición, en el que editorial y yo corríamos con los gastos a partes iguales, sin incluir organización de presentaciones ni la inserción de anuncios en los medios. Aunque en su cabecera lo llamaban “presupuesto de edición” iba a ser un contrato de co-edición en toda regla con un presupuesto extremadamente algo para mi bolsillo.

Novum, después de leer mi propuesta me pidieron la novela completa para poder determinar si entraba dentro de su catálogo y me enviaron por correo un cuestionario sobre ella que debía rellenar. Más o menos un mes después de hacerlo, me llamaron para informarme de que la novela había sido aceptada y me contaron por encima en qué iba a consistir el contrato. Unos días después me llegó por correo el contrato de nueve párrafos: características del libro, cesión del contenido, los servicios gratuitos que estaban a mi disposición, una garantía de que iba a vender 3000 ejemplares o una duración del contrato de 3 años. En ningún momento decían cuántos ejemplares iban a imprimir y, al final, me daban un anexo con las mejoras de contrato que tenían disponibles y el coste de cada una: correctorado, lectorado, transformación a ebook, etc. Es evidente que no firmé con ellos.



Entrelineas Editores no llegó a responderme por aquel entonces. Quizá podía haber firmado por cualquiera de las tres que sí me dieron la opción, pero llamadme cobarde si queréis. No me atreví a firmar con ninguna porque no me transmitieron la confianza que necesitaba. Y  para ser sincera, me alegro de no haberlo hecho.


Esto ha sido por el momento. Os espero la próxima semana.

Las experiencias aquí contadas son algo personal, por lo que no quiere decir que a todos los autores que intenten publicar con estas editoriales les vaya a suceder lo mismo, ni que los autores que sí han publicado con ellas tengan un mal trato o condiciones injustas o ilegales.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Estimado lector/a, me encantaría conocer tu opinión. Si es para cualquier otro asunto, sigue las indicaciones en la sección de Contacto

LICENCIA