RRSS

Twitter Facebook YouTube Scribd Wattpad Binibook Instagram

viernes, 29 de noviembre de 2013

CHL06. La Feria del Libro

¡Hola Guardianes!

Seguimos con la ya no tan nueva sección sobre mi experiencia en el recorrido de la publicación, en la que en esta semana, nos vamos a la Feria del Libro:

Con la proximidad de la Feria del Libro, decidí preparar un buen taco de marcapáginas para repartirlos entre los asistentes. Cómo sabéis, la feria del libro sirve para captar lectores pero, ¿quién dijo que sólo las editoriales podían hacer eso? Por supuesto, también pensé en las editoriales. Me informé en la web oficial sobre quiénes estarían presentes y qué líneas editoriales tenían las que no conocía. Así pues, preparé en unas carpetas una carta de presentación, una propuesta editorial y un marcapáginas de cada color formando mi candidatura espontánea.

Una vez allí, repartí los marcapáginas y visité cada una de las casetas de mi lista para entregar la candidatura. Sin embargo, en la mayoría de ellas, las personas que están allí son comerciales con el propósito de vender sus productos, y con amabilidad cogieron mis candidaturas, pero nunca sabré si alguna llegó a los editores.

A excepción de cuando un autor se encuentra allí para firmar ejemplares, rara vez puedes encontrar allí a algún responsable propiamente dicho de la línea de publicación, y uno de esos casos fue la editorial Entrelíneas Editores, con la que ya me había puesto en contacto con anterioridad.

Cuando pregunté si había alguien de la editorial con la que podía hablar de mi novela, el editor salió a hablar conmigo (o más bien fui yo detrás de la caseta). En cualquier caso mantuvimos una breve conversación acerca de la novela y le entregué la candidatura que había preparado. Me habló por encima del funcionamiento de la editorial y me pidió el teléfono para poder ponerse en contacto conmigo cuando estudiase mi propuesta (aunque es evidente que en dicha propuesta ya están incluidas las formas de ponerse en contacto conmigo).

¿Qué pasó con esta editorial? Lo sabréis la semana que viene.


¡Os espero! ¡Gracias  a todos!

Las experiencias aquí contadas son algo personal, por lo que no quiere decir que a todos los autores que intenten publicar con estas editoriales les vaya a suceder lo mismo, ni que los autores que sí han publicado con ellas tengan un mal trato o condiciones injustas o ilegales.

viernes, 22 de noviembre de 2013

CHL05. Agencias Literarias

¡Hola Guardianes!

Espero que os esté gustando esta sección, porque aún me queda mucho que contaros. Aquí tenéis la continuación:

Olvidándome de Punto Rojo Libros, y mientras esperaba la respuesta de más editoriales (que nunca se sabe lo que tardarán es contestar, si es que lo hacen), elaboré otro directorio esta vez sobre agencias literarias.

Leí en algún lado que un autor con agente no es que sea mejor, pero sí tiene más probabilidades de firmar con una editorial. Por lo que yo sabía (que alguien me corrija si me equivoqué), la mayoría de los agentes no cobran por sus servicios hasta que el propio autor no empieza a ganar dinero con su obra, pues un porcentaje de esas ganancias va para el agente. Sin embargo, como en casi todo, para fichar por una agencia editorial tienes que pasar su baremo (cosa lógica).

Así pues, envié mi novela a varias agencias literarias: Kerrigan Miró, Agencia Literaria ACER, Agencia Literaria CBQ, IMC Agencia Literaria y Dos Passos A.L. Sólo dos de estas agencias se tomaron la molestia de responderme, las cuales fueron Kerrigan Miró e IMC y, aunque su respuesta fue negativa, al menos agradecí tener respuesta de ellas.

Como veis no tuve suerte con las agencias literarias. Puede que me quedara corta en el directorio, o quizá presentarse a una agencia no es lo mismo que a una editorial y estaba poco preparada, pero tampoco conocía más en ese momento y reconozco que no he insistido mucho más en el tema.

La semana que viene hablaré de la Feria del Libro y un pequeño encuentro con una editorial con la que ya me había puesto en contacto.


¡Nos leemos el próximo viernes! ¡Gracias  a todos!

Las experiencias aquí contadas son algo personal, por lo que no quiere decir que a todos los autores que intenten publicar con estas editoriales les vaya a suceder lo mismo, ni que los autores que sí han publicado con ellas tengan un mal trato o condiciones injustas o ilegales.

viernes, 15 de noviembre de 2013

CHL04. Punto Rojo Libros

¡Hola Guardianes!

La semana pasada os comenté que algunas editoriales respondieron de manera afirmativa a la publicación de la obra, y esto es lo que pasó con una de ellas:

Punto Rojo Libros es una editorial de autoedición. Tienen unas tarifas de impresión de ejemplares más unos servicios extras que puedes contratar, como la maquetación, la corrección, el diseño de la portada, y todas esas cosas básicas que una obra debe tener. 

Tras enviarles la propuesta editorial del primer volumen de la saga, esperando el presupuesto que me ofrecían para publicar con ellos, recibí un sorprendente correo en el que me advertían que lo que pretendían hacer con mi novela no era lo habitual en ellos y que les llamara lo antes posible a un número de teléfono que no está en la página web.

Picada por la curiosidad les llamé. Hablé con un de los dos dueños y me propuso la edición de la novela totalmente gratis. Alababa mi trabajo, mi talento y mi seriedad, y estaban dispuestos a arriesgarse conmigo. Contenta por la noticia, acepté y después de varios correos y llamadas telefónicas, empezamos a negociar los términos del contrato. Hablamos sobre el formato de la publicación (impreso, bajo demanda y electrónico), la maquetación, el diseño de las tapas y la portada, la distribución de la obra, la publicidad, las ganancias de ambas partes para cada uno de los formatos, la cesión de derechos y una clausula en la que yo me comprometería a publicar el resto de la saga con ellos (más o menos a libro por año). Por aquel entonces sólo tenía los dos primeros terminados (aunque sin revisar del todo), pero si ellos estaban dispuestos a hacer una excepción conmigo en cuanto a la publicación y a asumir los riesgos que publicar a un novel supone, yo estaba dispuesta a dedicarle el tiempo necesario a la saga para cumplir con los plazos.

Sin firmar el contrato, me dijeron que iban a empezar con la corrección de la novela para agilizar el proceso y así poder publicarla cuanto antes. Mientras yo esperaba la llegada del contrato hablamos sobre el diseño final de la portada (cuya preferencia mía era la diseñada por mi hermano) y ellos propusieron otra, así que acepté a hacer algo intermedio sin perder el trabajo de mi hermano. Tras eso, y sin ninguna explicación, no volví a saber de ellos.

He decir que en todo momento fueron muy amables conmigo y, hasta el final, me trataron con mucha profesionalidad. Si la editorial alguna vez lee esto, me gustaría saber porqué al final no siguieron adelante, y de paso, les doy las gracias por darme mucha más confianza de la que tenía por aquel entonces.

Con Punto Rojo Libros ha sido la vez que he estado más cerca de publicar. Para mí fue una gran decepción porque realmente estaba muy ilusionada al respecto, como es lógico, pero supongo que las cosas llegan cuando tienen que llegar.


Os espero la próxima semana.

Las experiencias aquí contadas son algo personal, por lo que no quiere decir que a todos los autores que intenten publicar con estas editoriales les vaya a suceder lo mismo, ni que los autores que sí han publicado con ellas tengan un mal trato o condiciones injustas o ilegales.

domingo, 10 de noviembre de 2013

Infinitos perdones

Hola Guardianes,

hago esta entrada para pediros infinitos perdones, y ahora os explico por qué:

Desde hace unos meses, he estado decepcionada conmigo misma porque pensé que, al no tener comentarios desde diciembre de 2012, el blog había perdido vuestro interés. Sin embargo, hoy me he dado cuenta de por qué había esa ausencia de comentarios.

Todo viene porque, cuando blogger se emocionó con los cambios en la interfaz, el menú y todo eso… yo me emocioné también. Implementaron lo de Google+ y creí que ligar tanto mi perfil como mi blog a mi cuenta Google+ haría que el blog siguiera creciendo. Mi sorpresa ha sido cuando, después de darme cuenta (gracias a mi vampira favorita Esther) que los comentarios de las entradas antiguas no se veían, y que debajo de cada entrada siempre aparecía “0 comentarios” aunque los hubiera, lo que hace juntar ambos perfiles (blogger y Google+) hace esto:

 Para poder comentar sobre tu blog, los usuarios deben tener una página o un perfil de Google+
-  Si cambias la URL de tu blog, desaparecerán los comentarios de Google+ que tenías.
- Si utilizas un sistema para comentar de otro fabricante, perderás tus comentarios antiguos cuando habilites los de Google+
- Si un comentario no se ha compartido con el autor del blog, este no puede verlo en ninguno de los dos sitios.

¿Esto qué quiere decir? Pues que a raíz de juntar ambos perfiles, sólo aparecen en el blog los comentarios hechos de personas que tengan un perfil o una página en Google+ y los antiguos desaparecerían de la visibilidad.

Y por eso sí que no voy a pasar. Vale que Google+ pueda atraer más lectores y dar más publicidad al blog, pero no a costa de los decenas de seguidores que siempre han estado ahí y que (a lo mejor) no tienen perfil Google+ y, por supuesto, no a costa de sus opiniones.

Dicho esto, he desligado mis perfiles de Blogger y Google+ para recuperar todo lo antiguo, sin embargo, el único inconveniente que esto supone es que he perdido los comentarios que se hicieron desde Google+ de algunos de vosotros (entre ellos, Esther, María Tendero, Bolitas y Mágica Hilda) desde la fecha en que Google+ apareció, es decir, enero 2013.

Siempre he querido tener en cuenta a mis seguidores y atender a todas vuestras dudas y peticiones, así que como durante los últimos 10 meses no he podido hacerlo, os pido que volváis a hacerlo. Probablemente no os acordéis de comentarios que hicisteis meses atrás, pero si tenéis esa gran memoria y también disponéis de algo de tiempo, me gustaría volver a verlos para poder responderos.

Muchísimas gracias por seguir acompañándome y, tal y como se llama esta entrada, os pido INFINITOS PERDONES por si alguna vez pensasteis que no os tuve en cuenta.


Infinitas gracias.

viernes, 8 de noviembre de 2013

CHL03. Directorio de Editoriales

¡Hola de nuevo Guardianes!

Como cada semana, os traigo una nueva parte de mi camino hacia la publicación.

Después de lo que os conté la semana pasada, empecé a buscar información de editoriales, sin importar si éstas eran conocidas o no. Visité los sitios webs de cada una para comprobar que el género fantástico entraba dentro de su línea de publicación y, por supuesto, de si aceptaban manuscritos en ese o en cualquier otro momento,

Así, elaboré en una tabla de Excel mi propio directorio de editoriales, ordenadas por orden alfabético, e incluyendo la dirección del sitio web, la forma que querían que el escritor se pusiera en contacto con ellas, otros datos de interés, la fecha en la que me puse en contacto con cada una y su respuesta.

Envié mi propuesta editorial a 23 editoriales. Unas pocas respondieron diciendo que no estaban interesados, otras muchas ni siquiera contestaron, y otras pocas… me pidieron que les enviara la novela completa para seguir con la segunda valoración. Éstas fueron: Ediciones Atlantis, Chiado Editorial, Roca Editorial, Punto Rojo libros y Editorial Molino.

¿Qué pasó con ellas? Lo sabréis en las próximas semanas.


¡Os espero!

Las experiencias aquí contadas son algo personal, por lo que no quiere decir que a todos los autores que intenten publicar con estas editoriales les vaya a suceder lo mismo, ni que los autores que sí han publicado con ellas tengan un mal trato o condiciones injustas o ilegales.

viernes, 1 de noviembre de 2013

CHL02. Nemira, Éride, Novum y Entrelíneas

¡Hola de nuevo Guardianes!

Semana nueva, mes nuevo, y parte nueva de esta andadura por el camino de la publicación.

Después del primer fiasco (aunque bastante previsible), me preparé un poco más. Durante el segundo año del blog en el aire revisé la novela, redacté una carta de presentación y una propuesta editorial. Aún no sabía mucho de editoriales y de cuántas podía haber, así que la siguiente tanda con las que me puse en contacto fueron editoriales con las que me topé por casualidad. Éstas fueron Editorial Nemira, Éride Ediciones, Novum y Entrelíneas Editores.

Nemira no tardó mucho en contestar. Creo que unos días. Me enviaron una nota informativa con las dos opciones que me daban para publicar mi libro: edición tradicional e iEdición Nemira. La diferencia entre una y otra era que en la segunda yo no tendría que pagar por ejemplares impresos. Es decir, que la primera era una co-edición normal y corriente, y la segunda, aunque también era una co-edición, la impresión de los libros sería bajo demanda, por lo que el precio a pagar por mi parte se reducía muchísimo. Aunque la segunda opción era asequible, mi bolsillo no tenía crédito, por lo que tuve que descartarla.

Éride Ediciones me envió un presupuesto de edición, en el que editorial y yo corríamos con los gastos a partes iguales, sin incluir organización de presentaciones ni la inserción de anuncios en los medios. Aunque en su cabecera lo llamaban “presupuesto de edición” iba a ser un contrato de co-edición en toda regla con un presupuesto extremadamente algo para mi bolsillo.

Novum, después de leer mi propuesta me pidieron la novela completa para poder determinar si entraba dentro de su catálogo y me enviaron por correo un cuestionario sobre ella que debía rellenar. Más o menos un mes después de hacerlo, me llamaron para informarme de que la novela había sido aceptada y me contaron por encima en qué iba a consistir el contrato. Unos días después me llegó por correo el contrato de nueve párrafos: características del libro, cesión del contenido, los servicios gratuitos que estaban a mi disposición, una garantía de que iba a vender 3000 ejemplares o una duración del contrato de 3 años. En ningún momento decían cuántos ejemplares iban a imprimir y, al final, me daban un anexo con las mejoras de contrato que tenían disponibles y el coste de cada una: correctorado, lectorado, transformación a ebook, etc. Es evidente que no firmé con ellos.



Entrelineas Editores no llegó a responderme por aquel entonces. Quizá podía haber firmado por cualquiera de las tres que sí me dieron la opción, pero llamadme cobarde si queréis. No me atreví a firmar con ninguna porque no me transmitieron la confianza que necesitaba. Y  para ser sincera, me alegro de no haberlo hecho.


Esto ha sido por el momento. Os espero la próxima semana.

Las experiencias aquí contadas son algo personal, por lo que no quiere decir que a todos los autores que intenten publicar con estas editoriales les vaya a suceder lo mismo, ni que los autores que sí han publicado con ellas tengan un mal trato o condiciones injustas o ilegales.

LICENCIA