RRSS

Twitter Facebook YouTube Scribd Wattpad Binibook Instagram

viernes, 28 de noviembre de 2014

CHL22. Grupo Editor RCA

¡Hola Guardianes!

En la entrega de esta semana de la sección “Camino Hacia a Luz: Experiencias Editoriales” sabréis lo cerca que estuve de publicar el primer volumen de la saga pero que, como en otras ocasiones, tomé la decisión de no seguir adelante.

Antes de comentar la experiencia quiero hablaros un poco de ellos para que os vayáis situando. Grupo Editor RCA se compone de cuatro editoriales: Formación Alcalá (libros de la salud, social, empresa, educación…), Alcalá Grupo Editorial (libros de literatura, viajes, narrativa, literatura árabe, rusa…), Editorial Zumaque (libros de historia y ensayo) y M1C (cuentos infantiles ilustrados).

Como al resto de editoriales, les presenté mi propuesta editorial vía correo electrónico, al que me respondieron diciéndome que estaban interesados en leer la novela completa y que me llamarían por teléfono para hablar.

Unos días después recibí una llamada del Departamento Director-Gerencia para hablar sobre lo que ellos ofrecían y lo que yo estaba buscando. Desde el principio, el trato fue cordial y cercano, pudiendo mantener una conversación franca y clara. Quedamos en que enviaría la novela junto con la portada que mi hermano Julio diseñó hace tiempo (también la hizo Elena, su novia), y volveríamos a hablar tras la evaluación.

A los pocos días recibí un correo para decirme que a lo largo de la semana sabría su decisión y, de paso, me dijeron que felicitara a mi hermano por su trabajo.

Ese mismo viernes hablé por teléfono con la misma persona con la que había estado comunicándome. En aquella conversación me dijeron, entre otras cosas, lo que todo el mundo espera oír de su novela: que les ha gustado y quieren apostar ella. Reconozco que estuve a punto de gritar un fuerte “¡Sí!” y ponerme a hacer mi baile de la victoria, pero me contuve, eso lo reservo para el momento después de la firma del contrato. ;)

Al día siguiente ahí estaba en mi bandeja de entrada: el contrato. Me pasé la tarde leyéndolo, releyéndolo y re-releyéndolo. Estudié cada cláusula, hice las anotaciones oportunas sobre las que quería modificar, pregunté sobre lo que no entendía (gracias a Daniel Estorach por echarme una mano) y les envié mis anotaciones.

Un día después recibí su respuesta, siempre con la misma cortesía y buen trato que tuvieron conmigo desde el principio. Tuvieron la molestia de dedicar su tiempo en leer mis anotaciones y responder y explicarme cada una de ellas para intentar llegar a un acuerdo, enviándome de nuevo el contrato con algunas de las modificaciones que yo había hecho y dejándome la decisión a mí de seguir o no adelante.

Finalmente, una vez más fui yo la que tomó la decisión de no editar mi novela y, por primera vez, fue una decisión que me costó mucho tomar.

Supongo que después de leer esto os estaréis preguntando por qué no firmé aquel contrato y, sin entrar en detalles, puedo decir que fue por diferencias en un par de cláusulas en la que ninguna de las dos partes íbamos a ceder. Sin embargo, quiero agradecer desde aquí el tiempo que me dedicaron, porque no muchas editoriales lo hacen.

Hasta aquí la entrada de hoy. Tenía la confianza de una editorial dispuesta a apostar por mí y por mi novela; una editorial que se preocupó por mí y por mis preferencias en todo momento; y quizá mis inseguridades me hicieron tomar la decisión de desaprovechar la que podría haber sido la oportunidad de mi vida. Pero como siempre, en estas experiencias no hay lugar para el arrepentimiento, sino para el aprendizaje.

Espero que os haya gustado y que, poco a poco, no sólo mi saga llegue al mayor público posible, sino que esta sección ayude a otros a afrontar los encuentros con las editoriales.

Gracias por seguir aquí.


¡Saludos Guardianes!

6 comentarios :

  1. Bueno, bueno, vamos acercándonos al final de la historia. Ya queda menos y esta vez ha estado muy cerca. Si de verdad esos dos puntos eran insalvables pues has hecho muy bien al no aceptar. Siempre puedes planteartelo d enuevo y volver a contactar con ellos (Cómo ultimísimo recurso, me refiero). No sé por qué me da que el 2015 va a ser un gran año.... Lo intuyo. ¡¡Ya verás!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es que fueran insalvables del todo. En uno de ellos yo podía haber cedido aunque me pareciera muy exagerado, pero en el otro tenía cierta desconfianza. No en la editorial, que se mostraron muy amables en todo momento, sino en ese punto, porque es un punto principal y bastante confuso entre los "noveles". Así que como a mí no me quedaba claro, decidí no seguir adelante. Esperemos que 2015 sea mi año, sí, ¡Que ya va tocando! Porque rendirse...nunca. ¡Gracias por estar siempre aquí Esther!

      Eliminar
  2. Sinceramente, creo que tomaste la elección adecuada. ¿Por qué? Pues porque si no estabas convencida al 100%, mejor que no aceptaras. Además, si esta editorial mostró interés en tu novela, te aseguro que habrán más como ella que estén encantadas de publicarla ^^ ¡Buena suerte en tu búsqueda!
    Un abrazo y pásate cuando quieras :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! No sé si habrá más editoriales que se interesen o no. En cualquier caso, cuando uno no está seguro de algo, creo que es mejor no lanzarse a la piscina (por si acaso), y más cuando hay tanto trabajo y esfuerzo de por medio.

      Gracias por tu comentario. ;)

      Eliminar
  3. No voy a mentir, en realidad me da un poco de pena, porque esta vez has estado tan cerca de conseguirlo que mientras leía la entrada ya te imaginaba firmando el contrato, comprando el libro y organizando el club de fans ;) 
    Igualmente, admiro tu capacidad para mirar cada punto, analizar los pros y los contras tan detenidamente... tratándose de algo tan personal como es el sueño de ver publicada tu novela.
    Por tu constancia y esa gran dedicación sé que lograrás publicarla y de la mejor de las maneras.
    Ánimo y a seguir adelante^^

    PD: Me alegra ver que aún hay editoriales que valen la pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Yo tampoco voy a mentir: también me imaginé a mi misma firmando el contrato, haciendo la entrada especial para comunicar la noticia y haciendo una firma de libros. La cosa estuvo muy muy cerca.

      La verdad es que cuando tienes un contrato delante lo primero que piensas es en firmar, pero hay que aguantarse la emoción y analizar cada punto del contrato para conseguir lo que quieres para tu novela (sin exigir demasiado, claro, que tampoco es plan). Y cuando se te presenta una oportunidad como esta, considero que si no lo tienes 100% claro, no sigas adelante. Es lo que yo hice, y fue una decisión muy difícil.

      Gracias por tus palabras. :)

      Eliminar

Estimado lector/a, me encantaría conocer tu opinión. Si es para cualquier otro asunto, sigue las indicaciones en la sección de Contacto

LICENCIA