RRSS

Twitter Facebook YouTube Scribd Wattpad Binibook Instagram

viernes, 9 de septiembre de 2016

Guardipedia. Razas. Vampiros

¡Hola Guardianes!

La campaña de promoción de Twitter sigue en marcha y, aunque no parece estar teniendo muchos resultados por aquí, voy a seguir hasta el final con ella. Tal y como dije en la anterior entrada, el blog no se va a quedar parado durante este tiempo, por lo que continuo completando la Guardipedia, esta vez en el apartado de “Razas”.

Para los que hayáis leído los capítulos disponibles o la novela entera, ya sabréis que una de las razas que aparecen en esta saga son los Vampiros. Esta es la oportunidad para que conozcáis a los vampiros de mi universo Guardián. Espero que os guste.

------------------------------------------------------------------------------------------
VAMPIROS



Atanasia los representa con el símbolo de los Tres Rayos: el primero y el tercero representa al hombre y a la mujer respectivamente, mientras que el del medio es la representación del equilibrio entre la energía de esos dos. Los tres rayos es un símbolo de armonía, regulación equilibrio.

Así, los vampiros siempre se han regido por un gobierno monárquico conocido como la Corte Vampírica, reinando una pareja de macho y hembra, y completando la Corte con sus vástagos si los hubiera.

Son fuertes, atléticos y ágiles, poseen una gran celeridad en sus movimientos y son muy astutos. Tienen vista nictálope que les permite ver en la oscuridad y la capacidad de la ecolocación, con la pueden calcular la distancia a la que se encuentran sus objetivos mediante la emisión de sonidos que son reflejados por aquellos. Siempre mantienen un estado de alerta, incluso cuando descansan. Son carismáticos y magnéticos de manera innata, así como manipuladores. Se cree que algunos vampiros son capaces, además, de aumentar sus poderes mentales, siendo capaces de desarrollar telepatía, telequinesis, etc.

Su gran debilidad es la sangre, de la cual han de alimentarse para sobrevivir. Su corazón no late, los pulmones no respiran y el estómago tampoco hace la digestión, por lo que la ingesta de sangre evita que su cuerpo se putrefacte. Paradójicamente, la sangre de vampiro puede llegar a ser curativa para otras especies. Su hambre nunca cesa y lleva al vampiro a estar siempre al límite. Por otro lado, el sol los debilita y los quema, pero no tan rápido como se pudiera pensar, aunque quedan desorientados y se vuelven más lentos, perdiendo su celeridad habitual.

La supervivencia de la raza se basa (desde los primeros tiempos) en la conversión de seres humanos. El proceso consiste en alimentarse del ser humano hasta dejarlo al borde de la muerte, y darle de beber la propia sangre del vampiro, bastando con una sola gota, antes de dejarlo morir. Sin embargo, durante una guerra, unos chamanes trataron de destruirlos infectándolos con sangre de su mayor enemigo, los licántropos; descubriendo que algunos vampiros habían nacido con la capacidad de absorber características (secuencias genéticas) de otros a través de la sangre, como poder procrear o resistir la luz del sol. Ésta nueva variación y “mejora” de la especie, se llamó Herederos. A su vez, gracias a la nueva adquisición de poder crear vástagos mediante el acto sexual, apareció una nueva subespecie: los Mestizos, mitad vampiros mitad humanos.

------------------------------------------------------------------------------------------

Hasta aquí la entrada de hoy. Espero que haya sido de vuestro interés y, a los que aún no hayáis empezado a leer los capítulos, deseo que esto os haya animado a hacerlo.

Gracias por estar aquí. #ObjetivoCrecer


¡Hasta la próxima Guardianes!

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Estimado lector/a, me encantaría conocer tu opinión. Si es para cualquier otro asunto, sigue las indicaciones en la sección de Contacto

LICENCIA